Mundo de mujeres

Mundo de mujeres

el lugar que la mujer puede encontrar su espacio para relajarse de las tensiones
 
ÍndicePortalCalendarioGaleríaFAQRegistrarseConectarse
Foro
Noviembre 2017
LunMarMiérJueVieSábDom
  12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930   
CalendarioCalendario
Foro

Comparte | 
 

 La mujer:"Pilar de la familia"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Elena
usuarios
usuarios
avatar

Cantidad de envíos : 71
Fecha de inscripción : 19/08/2009
Localización : Luis guillon
Humor : Variable.

MensajeTema: La mujer:"Pilar de la familia"   Vie Sep 18, 2009 1:47 am

La belleza de la mujer


Pienso que el rostro de una mujer surcado por las huellas de las batallas de la vida es realmente hermoso. Tal como las vetas de la madera, que se vuelven más profundas y bellas con el paso del tiempo, la belleza que ha resistido toda clase de adversidad brilla con un esplendor particular en el rostro de una mujer, cualquiera sea su edad.
Cuando se mira a una mujer por lo que realmente es, más allá del ornamento o el maquillaje, emerge su natural hermosura auténtica e indestructible. Pero ¿en qué consiste en realidad esa cualidad fugaz que llamamos "belleza"?
En la literatura china antigua, se consideraba hermosas a las mujeres delgadas y frágiles. Con sus pies diminutos, fuertemente ceñidos desde la infancia, se veían delicadas y endebles, casi enfermizas. Al parecer, esos fueron los gustos de una cierta época. Pero más tarde, durante la dinastía T'ang, la mujer ideal era voluptuosa y de aspecto saludable. Incluso hoy muchas culturas consideran que las mujeres voluminosas son hermosas, por lo que se las estimula a alimentarse bien. Tal vez eso les resulte increíble a quienes viven en sociedades donde las modelos altas y esbeltas son las que imponen los parámetros de lo que se considera atractivo.
En mi país, Japón, la definición de belleza también parece variar de acuerdo con los tiempos. Las damas que se ven retratadas en los grabados de madera pertenecientes al período Edo tenían rostros alargados, ojos pequeños y mentones prominentes. Pero, después de la Segunda Guerra Mundial, las mujeres bien dotadas físicamente comenzaron a parecer atractivas. Me pregunto entonces cómo es posible que haya modelos de belleza femenina tan distintos en una misma sociedad.
Muchas mujeres suelen rendirse a los dictados de la moda y se muestran ansiosas por mejorar su físico, para ajustarse al molde de belleza que imponen las tendencias sociales de la época. Pero eso finalmente se transforma en una búsqueda incesante que las hace perder de vista por qué y para quién lo hacen. Tal vez, en última instancia, la búsqueda de la belleza sea algo que las mujeres quieren para sí mismas, de modo que se sientan bien cuando se miran en el espejo. No obstante, si el objetivo es en realidad ser atractivas para los demás, quisiera recomendar honestamente que ese tiempo y energía se invirtieran en pulir y en cultivar la personalidad; creo que sería un modo mucho más eficaz de lograr dicho propósito.
¿Pueden explicar por qué sus novios, esposos o amigos se sienten atraídos hacia ustedes? Estoy seguro de que no es solamente por su apariencia física, sino por la manera de ser de cada una, por lo que ellos encuentran en ustedes, es decir, la belleza interior y la personalidad. Una mujer puede ser muy hermosa, pero si solo resulta atractiva a los demás por su físico, con el tiempo, su gracia se desvanecerá. El verdadero encanto de un ser humano radica en la belleza y en la confianza que surgen desde lo más profundo.
Me contaron una vez que una mujer que había acudido a los festejos del vigésimo aniversario de graduación de su promoción, de la escuela secundaria, había comprobado con sorpresa que casi todas sus antiguas compañeras que habían sido beldades cuando eran jóvenes se veían más bien apagadas y sin brillo, mientras que las que antes no habían sido especialmente llamativas, mostraban ahora el destello de su belleza interior. Mientras conversaba con sus amigas de aquella época, se dio cuenta de que algunas de las que habían sido hermosas no habían tenido que esforzarse demasiado para llamar la atención y que, de alguna manera, seguían manteniendo esa actitud un tanto indolente. En cambio era claro que las otras, menos atractivas, se habían esforzado por cultivarse y se habían transformado en personas realmente encantadoras.
En mi opinión, la auténtica beldad de una mujer no está en su apariencia, sino dentro de su corazón. Una mujer que se esmera en todo lo que hace y se empeña sinceramente en su campo de acción es realmente hermosa y deslumbrante. Se muestra sagaz, centrada y plena de confianza en sí misma. Ese esplendor especial siempre opacará ante mis ojos cualquier belleza exterior. En realidad, quienes son conscientes de su beldad inherente no necesitan recurrir a nada que realce su apariencia. Y, lamentablemente, muchas de las que se preocupan solamente por su aspecto físico carecen a veces de riqueza espiritual y tratan de ocultarlo detrás de los accesorios.
Todos anhelamos disfrutar de cosas bellas; por eso admiramos la naturaleza y la prestancia; ansiamos tener una hermosa familia y gozar de una bella vida. Pero nada de eso se puede lograr si nos desentendemos y aislamos de todo, y solo nos dedicamos a nosotros mismos. Para establecer buenas relaciones con los demás e interaccionar con nuestra comunidad, tenemos que ser abiertos y generosos; asimismo, respetar y amar la naturaleza. Solo así podremos realmente hacer surgir nuestra propia belleza interior.
Una mujer que puede elogiar, apreciar y respetar honestamente a quienes la rodean es de hecho mucho más hermosa que otra que critica a los demás constantemente. Del mismo modo, aquella que es capaz de experimentar entusiasmo y satisfacción en su vida diaria o en la naturaleza, de encontrar estímulo en cada cambio de estación, es dueña de una calidez y de una claridad que transmiten mucha paz y bienestar a los demás. Tener la virtud de descubrir la belleza en todo es lo que hace hermosa a una persona.
El célebre escultor Auguste Rodin (1840-1917) dijo una vez que la belleza no se encontraba en una mujer sino en todas las mujeres. Y afirmó que lo que encendía esa belleza era "la llama de la vida interior". La llama de un corazón puro, la llama de la misericordia, la esperanza, el coraje. Esa es la fuente de luz que hace brillar el esplendor de las mujeres.
Suele decirse que la beldad de la mujer luce cada vez mejor con los años. Sabia reflexión, por cierto. Generalmente, se asocia la belleza con la juventud, de modo que la idea de una mujer hermosa no se relaciona con la imagen de una ya mayor. Desde luego, una persona recién entrada en la adolescencia es muy bella; pero existe una clase diferente de belleza en una mujer de treinta, de cincuenta e incluso de setenta años. Cuando buscamos la beldad interior de las personas, nos damos cuenta de que una mujer realmente hermosa es aquella que sigue cultivando y profundizando sus bellos atributos interiores.
El budismo enseña que la apariencia física es un reflejo del ser interior. Por ende, una mujer dotada de auténtica belleza es la que sabe realmente quién es, conoce su fortaleza y se siente feliz y a gusto consigo misma.
Hoy los patrones de belleza están impuestos por quienes tienen el manejo absoluto del mercado. Pero, por favor, recuerden que no es posible encontrarse a sí mismas en esas modas pasajeras. Tampoco es posible comprar la belleza. Muchas jóvenes, que no se sienten muy seguras de sí, son las víctimas propiciatorias de la presión que ejercen los medios de producción masiva. Creo, sin embargo, que apreciar y cultivar la beldad que existe en las profundidades de cada una les permitirá crear un ser interior seguro y sólido, que no se dejará sacudir por las circunstancias.
Todas las mujeres pueden ser hermosas. Y el primer paso es creer en la propia belleza interior.

Volver arriba Ir abajo
 
La mujer:"Pilar de la familia"
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Programa "Me cambio de familia". Toros, machismo y Jerez de la Frontera independiente.
» "Secretos de Familia": Un Final Muy Regular... (Crítica)
» India lanza la "primera pistola para mujeres"
» Noticias y curiosidades de "Marvel Agents of SHIELD"
» Patron para realizar unos "Títeres de dedo" para los niños

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Mundo de mujeres  :: Nuestra familia-
Cambiar a: